Significado de un nombre en el destino: cómo un nombre puede estropear el carácter y la vida de una persona

cambio de nombre

El multimillonario estadounidense y bicho raro conquistador del espacio Ilon Musk está experimentando no sólo con vuelos a otros planetas, sino también con el destino de su propio hijo. Primero, el inventor y su esposa dieron a su hijo recién nacido un nombre inexistente compuesto de números y símbolos, y no hace mucho «rebautizaron» al niño. Las leyes de California, donde vive la pareja, prohíben escribir en los certificados de nacimiento nombres que incluyan números, el nombre de pila del heredero del imperio espacial incluía el número «12». En un principio, los padres llamaron al niño X Æ A-12. Probablemente estaba previsto que en su pasaporte se leyera «X Æ A-12 Musk». Al eliminar el número «12» del nombre, los padres obtuvieron el código «X Æ A-Xii».

Se ha desatado una acalorada discusión en Internet, con usuarios que critican la decisión de Ilon Musk, por considerar que un conjunto de signos no puede considerarse un nombre y que ese juego con el destino del niño no conducirá a nada bueno.

Por otra parte, el uso de palabras que denotan conceptos controvertidos era popular antiguamente. Por ejemplo, en Rusia, a menudo se llamaba a los niños Nekras, que significa «feo», y a las niñas — Klava («coja»), intentando así «alejar» de los niños la mala suerte y el mal destino. Se creía que si un niño ya estaba «marcado» como «no del todo perfecto», las desgracias pasarían de largo, según el principio de que «el contagio no se pega al contagio». Sin embargo, en siglos anteriores se explicaba por la explicación mística de los acontecimientos que ocurrían en el mundo y la visión limitada, la baja educación de la población y la creencia en la presencia de fuerzas sobrenaturales. En este caso, la evidencia directa de que la extrañeza del nombre de ninguna manera protege al niño de los fracasos en el futuro, por supuesto, no existe.

Los expertos esotéricos de Astro7 explicaron cómo afecta a los niños el hecho de que los padres les pongan nombres extraños, nombres dobles.

Emma Hayden

Tarólogo, numerólogo, experto en Astro7

«Desde el punto de vista de la numerología, las letras no son más que un código digital, un código del destino. Si calculas y reconoces el código, puedes entender qué cualidades tendrá una persona, cómo será percibida por la gente y qué escenarios del destino serán dominantes.

Si tomamos el nombre de pila del hijo de Ilon Makska, obtenemos el código 7. Nos dice que el hombre se esforzará por el conocimiento y la sabiduría, así como tendrá una intuición maravillosa, y con un interés adecuado en el auto-conocimiento, tal vez y habilidades psíquicas. Al mismo tiempo, estará dominado por el racionalismo y la mente analítica, lo que le ayudará a observar una fina línea entre el mundo real y el mundo del misticismo. Tal persona estará en constante búsqueda de nuevos conocimientos, métodos, habilidades.

De los aspectos negativos, se puede destacar el egoísmo, la incapacidad y la falta de voluntad para entablar relaciones, el cinismo.

Si analizamos el nuevo nombre, obtenemos el código 1. Dice que las cualidades dominantes de la personalidad serán el liderazgo, la creatividad. Al igual que el código 7, las personas con 1 son inherentes al pensamiento analítico, incapacidad y falta de voluntad para vivir «plantillas». Las personas con el código numérico 1 son definitivamente personas extraordinarias, con su propia visión y enfoque no estándar de cada asunto.

De los menos es posible asignar el egoísmo, la imprevisibilidad (un momento discutible, pero para la gente puede ser percibido como un menos), el liderazgo excesivo, que otros pueden percibir como tiranía o dominación rígida.

El análisis del primer y segundo nombre sugiere que los padres están más interesados en aquellas cualidades que llevan al niño al éxito financiero, pero el aspecto de su felicidad en términos personales, la capacidad de desarrollar el amor y las relaciones familiares no tiene mucho peso. Aunque la segunda opción es realmente mejor, pero se elige más por necesidad que por decisión real de los padres.

Pero aquí hay que tener en cuenta que nos fijamos sólo en el nombre, y la fecha de nacimiento, la hora de nacimiento y el apellido también influyen en el destino de una persona».

¿Es posible cambiar el destino cambiando el nombre y/o el apellido?

La influencia del nombre y los apellidos en el destino de una persona es innegable. Al dar un nombre a un niño, los padres «sientan las bases» de su vida futura, determinando su destino. Alguien al elegir un nombre se guía por la moda, alguien — las tradiciones familiares, alguien — la eufonía, y alguien recurre a astrólogos y numerólogos para «elegir» el mejor destino. No todo el mundo consigue tomar una decisión acertada en este asunto, y a una persona se le «adjudica» un nombre que no le sienta nada bien, se siente incómoda, las cosas no van. Tampoco con el apellido todo es tan sencillo. El apellido lleva la huella del destino de toda la familia de esta persona, contiene fracasos y victorias kármicas, energía negativa y vibraciones positivas.

Al cambiar de nombre o de apellido, o ambos a la vez, una persona es capaz de cambiarlo todo bruscamente: su propia visión del mundo, su autopercepción, su entorno y su suerte; en resumen, de «cambiar» el destino por uno nuevo. Lo que conlleva el cambio de nombre/apellido/patrónimo Cambiar los datos del pasaporte, una persona deja entrar cambios en su vida. Y es muy importante que no haya sido una elección espontánea, sino consciente. Al fin y al cabo, si la elección no es acertada, la persona atraerá cambios negativos. Con una buena elección, la persona encontrará bienestar, éxito y armonía consigo misma y con el mundo. De hecho, al cambiar el apellido, una persona cambia el programa ancestral. El destino de una mujer que toma el apellido de su marido puede cambiar seriamente — incluye en su campo energético todo lo malo y todo lo bueno que llevaba su apellido. Es necesario estar preparado para ello. Cambiar su nombre puede ayudar a dejar ir el pasado, con el que se asoció una gran cantidad de desagradable e incluso el mal. Al mismo tiempo, existe la posibilidad de que te cortes buenos recuerdos que necesitas de esta manera.

Por tanto, simplemente hay que sopesar los pros y los contras para no perjudicarse. El cambio de patronímico, quizá, es mucho menos frecuente y se asocia a acontecimientos concretos. Por ejemplo, una madre se casa por segunda vez e insiste en que los hijos acepten al nuevo marido como padre, «renunciando» así al padre biológico. O los propios hijos creen que el padrastro es mucho más cercano y necesario para ellos. Y esto, por supuesto, también juega un papel no menor en el deseo de cambiar el destino. Muchas personas utilizan seudónimos les ayuda a sentirse más seguros y lograr un mayor éxito. Especialmente muchos ejemplos de este tipo en el mundo del espectáculo. Chico desconocido Victor Belan se convirtió en un popular artista Dima Bilan. Y aquí Nicholas Kim Coppola renunció a su famoso apellido, convirtiéndose en un famoso actor llamado Nicolas Cage.

Numerología del nombre y apellidos: método de cálculo, interpretación

Aquellos que dudan si cambiar el apellido y el nombre, la numerología les ayudará. Cada letra corresponde a su propio número, dando una vibración específica, débil o fuerte, que afecta a ciertos rasgos del carácter de una persona. No es difícil calcular «su» número: escriba su nombre y apellidos, y luego debajo de cada letra escriba el número que corresponde a esta letra.

Suma. Si el número es de dos cifras, por ejemplo, 12, suma estas cifras: 1+2=3. La cifra resultante será «tu» cifra. La siguiente lista muestra la correspondencia de los números y las letras entre sí. Dígito 1 — A, I, S, K. Dígito 2 — B, Y, T, Y. Dígito 3 — C, K, U, B. Dígito 4 — G, L, F, E. Dígito 5 — D, M, H, Y. Dígito 6 — E, N, Ts, Ya. Dígito 7 — E, O, C. Dígito 8 — G, P, Sh. Dígito 9 — Z, R, Sh. Para un cálculo más preciso del «código del destino» también se puede utilizar la fecha de nacimiento. Aquí también se suman todos los dígitos hasta que quede un número de un solo dígito, que se añade al número del nombre.

Descodificación del código numerológico y del número del nombre

1. Unidad. Esto es liderazgo, autosuficiencia, independencia, decisiones equilibradas. La Unidad también se caracteriza por la lucha por la libertad y el deseo de individualidad.

2. Dos. Un jugador de equipo. Diplomacia, capacidad para tener en cuenta los intereses de todos los miembros del equipo y encuentra soluciones de compromiso. Compañerismo en el trabajo y en la vida familiar. Aplomo, objetividad.

3. Tres. Entusiasmo desbordante, creatividad, actitud optimista. Suerte. Capacidad para fijarse un objetivo y todos los esfuerzos para alcanzarlo.

4. Cuatro. Dualidad de la naturaleza: por un lado, la rebeldía, el deseo de romper las reglas, por el otro — el ejecutivo, la prudencia y el sentido práctico.

5. Cinco. «Vagabundo». Cambia de pareja como de guante, se desplaza de un lugar a otro, se columpia, prueba diversas profesiones. Las aventuras y la adrenalina son su principal motor.

6 Sexto. Búsqueda del equilibrio, de la armonía. Responsabilidad por los seres queridos. Busca relaciones provechosas en cualquier ámbito. Puede ser egoísta, esnob.

7. Siete. Mente analítica, meticulosidad y pedantería. Al mismo tiempo hay superdotación, deseo de creatividad. Tendencia a la reticencia.

8. Ocho. Deseo y habilidad para trabajar con las finanzas. El deseo de acumular, llegando a veces a la codicia. No se excluye un fuerte deseo de poder.

9. Nueve. Altruismo, ensoñación, romanticismo. Voluntad de acudir al rescate. Falta de deseo de tomar decisiones independientes. A veces, pereza. Servicio voluntario o forzado a los demás.

Inga Meyer

Tarólogo, experto en Astro7

«Poca gente piensa en el hecho de que el nombre de una persona conlleva un determinado programa. Cuando ponen un nombre a un niño, los padres tienen una idea aproximada de lo que debe ser en cuanto a carácter y estilo de vida, sobre todo si el nombre se pone en honor de alguien. Así, no le dan el derecho a elegir, como si le impusieran un determinado escenario. Si el escenario le es ajeno, su propio nombre puede causarle rechazo, la persona puede sentir malestar, es poco probable que sea feliz y tenga éxito. En este caso, un cambio de nombre puede ayudar mucho, pero esta vez tiene que elegirlo él mismo. Lo sé de primera mano, ya que yo misma estuve en una situación así y, tras cambiar mi nombre por uno que yo misma elegí, mi vida cambió radicalmente a mejor.

Entonces, ¿cómo elegir un nombre para su hijo? La opción ideal es dejar que la madre elija el nombre intuitivamente, confiando en sus propios sentimientos tras el nacimiento del bebé. En este caso, se recomienda prestar atención a la reacción del niño cuando oiga el nombre. En cuanto a los nombres tomados de libros, series de televisión, etc.. — es una idea bastante peligrosa, porque al dar a un niño un nombre así, los padres no sólo lo programan para el comportamiento del personaje que le da nombre, sino que también provocan en el futuro una actitud similar hacia el niño por parte de otras personas que no harán sino reforzar su percepción de este programa. Los niños bautizados con nombres inventados, que utilizan abreviaturas, nombres de ciudades, números, etc. tienen dos opciones: si se trata de una personalidad fuerte, se convierte en una persona muy creativa con una posición vital activa, si es débil — el nombre le avergüenza, provocando un gran deseo de cambiarlo, como algo ajeno y tales personas suelen tener problemas de autoaceptación».

Cuándo no cambiarse el nombre y los apellidos

Hay situaciones en las que es mejor rechazar tales cambios. En primer lugar, se trata de la incompatibilidad energética con el nombre o apellido elegido. Si tu propia energía «entra en conflicto» con las vibraciones del nombre o apellido, corres el riesgo de romper la armonía de tu alma, sumiéndote en problemas y desequilibrios internos. Tales cambios no le traerán nada bueno. Tampoco cedas a los impulsos: hacerse un tatuaje es como un impulso al azar. Si la decisión ha sido poco meditada, es muy probable que al cabo de un tiempo te arrepientas de haberla tomado. Y «derribar» las consecuencias serán tan difíciles como para eliminar hecho tontamente tatuaje. Un tema complejo — el retorno del apellido de soltera después del divorcio. Si usted no quiere tener nada más en común con su ex marido, entonces este es un buen paso.

Pero si hay niños en el matrimonio ahora roto — el retorno del apellido debe ser tratado con cuidado. Existe la posibilidad de que los niños, el apellido perteneciente a la familia de su padre, con su «excepción» de esta familia será mucho menos para escuchar a usted, y usted será más difícil hacer frente a su crianza. Para elegir un nuevo nombre, con el deseo de atraer a los cambios en el destino — un asunto lleno de riesgo considerable. ¿Quién necesita problemas con el karma o influencias negativas? Al mismo tiempo, con la ayuda de un cambio de nombre una persona puede compensar las vibraciones negativas y obtener una carga de energía positiva. Para no exponerse a peligros innecesarios, es mejor acudir a profesionales de la esfera esotérica, que sin duda le ayudarán a encontrar exactamente lo que necesita. La primera consulta es gratuita.